¿Cómo se puede tener una piel radiante?

Es una de las preguntas que más se hacen tanto mujeres como hombres, y es que el deseo por lucir una piel radiante y sin imperfecciones es, sin duda, un sinónimo de belleza y perfección. Para poder contestar esta pregunta, normalmente las personas recurren al buscador de Internet y realizan las indicaciones de la página web que visitaron. El problema principal que existe en el de seguir instrucciones que la persona encontró en Internet, es que los procedimientos no siempre son los indicados. Los usuarios que redactan este tipo de contenido suelen hablar bajo su experiencia en cuanto a las cosas que les funcionaron, pero recordemos que cada piel reacciona de forma diferente.

Un profesional que conozca acerca de la estructura de la piel sabrá que la respuesta a nuestra pregunta es: una limpieza facial profunda. Pero, para poder realizar este tratamiento, es necesario que la persona acuda, como se mencionó, con un profesional (cosmetólogo o un dermatólogo) para que pueda seleccionar los productos y la aparatología indicada de acuerdo al tipo de piel.  Aunque para muchos puede ser un tratamiento un poco doloroso, debemos de comprender que el objetivo principal es el de eliminar las células muertas y aquellas impurezas sobre la piel. Las impurezas pueden causar que la piel tenga una apariencia poco saludable y que vaya perdiendo su brillo natural; si no se retira esta acumulación de suciedad y de sebo, puede ocasionar problemas como lo es el acné.

 Hablando acerca del tratamiento, se llevarán a cabo los siguientes pasos:

  1.     El cosmetólogo(a) deberá de examinar el cutis del paciente para poder determinar el tipo de piel. Es importante que se le pregunte al paciente acerca de enfermedades que padece ya que no siempre se puede usar la aparatología. Al igual, se pueden realizar pruebas de alergia con los productos a emplear para poder evitar reacciones secundarias.
  2.     Una vez establecido un diagnóstico del cutis, el profesional podrá emplear aromaterapia para que la persona pueda relajarse, claro está que este paso depende del spa o la clínica.
  3.     Si el paciente tiene maquillaje, se debe de retirar adecuadamente para que los siguientes pasos cumplan su objetivo.
  4.     Se llevará acabo la limpieza superficial, esto por medio de algún producto que permita retirar la suciedad de la cara provocada por el ambiente o por el maquillaje. Se puede hacer uso de algún cepillo manual o eléctrico o simplemente por medio de un masaje que ayude a estimular la circulación.
  5.     Después de retirar el jabón, el cosmetólogo pondrá sobre el cutis de la persona, productos que ayudan a dilatar los poros y empleará vaporizador que contendrá fragancias de aromaterapia. Es necesario emplear el vapor ya que permitirá que los poros del rostro se abran y así la extracción de comedones sea más fácil y menos doloroso. La duración depende, pero normalmente es alrededor de 10 a 15 minutos.
  6.     Una vez que acabe el tiempo del vapor se puede retirar el producto que se puso o simplemente secar un poco el cutis. Es en este paso donde se retirarán los comedones y esto se hace por medio de herramientas llamadas “sacacomedones”. Justo como lo dice su nombre, su función es la de facilitar la extracción de las impurezas; existen muchos tipos, pero su empleo depende del cosmetólogo. Es necesario que se sepa usar de forma correcta. Por otro lado, también puede emplearse lancetas para abrir el comedón.
  7.     El uso del exfoliante puede ser antes o después de la extracción. Antes para aquellos pacientes que sufren de un acné más complicado y después para aquellas personas que no tienen tantos problemas. Este producto tiene el objetivo de retirar las células muertas de la piel y, en muchos casos, puede dejarse en un tiempo determinado. También se puede hacer uso de aparatos para la exfoliación facial.
  8.     Posterior a la exfoliación o al vapor, se colocará una mascarilla, ya sea para calmar el rostro o para purificarlo.
  9.     Posterior a la mascarilla, se emplearán productos que ayuden a mejorar la hidratación o a mejorar el aspecto del cutis. Los productos pueden penetrar en la dermis por medio de masajes o aparatos.
  10. Se puede, una vez más, emplear otra mascarilla llamada “oclusiva” que facilitan a que las propiedades de los productos penetren de mejor manera o simplemente se puede recurrir a las cremas y al protector solar, para así finalizar el tratamiento.

Estos son los pasos que el cosmetólogo(a) realizará para que el aspecto de la piel mejore de manera significativa, aportándole al rostro los nutrientes necesarios para que luzca de forma sana y radiante. A pesar de que muchos de estos procedimientos se pueden realizar desde el hogar, es recomendable visitar algún lugar en donde un profesional lo lleve a cabo. Esto con el propósito de mejorar los resultados.